¿Lo hiciste todo?

largeHacia arriba, cielo… nubes, sol. Hacia abajo hierba perenne, acariciando el dorso de mi cuerpo. Mis fosas nasales pueden presenciar el dulce petricor, que llena mis pulmones con aire puro, limpio. El hálito de la brisa del ocaso me sosiega, me transporta a otro nivel. Mis oídos se enteran que desde lo lejos, un grupo de aves entonan una melodía, con la escala de sol mayor. ¡Ah sí, el sol! se va ocultando entre las cordilleras, se despide con una luz tenue, apaciguadora. Gotas de lluvia descienden desde las nubes, caen sobre mí, pero a decir verdad nada de esto importa, estoy en tierra fértil, solo creceré.

Vida, todo esto es.

Entablar una conversación con aquel desconocido que de repente te regala un gesto alegre, su sonreír. Darle como recompensa una dulce palabra, de esas que mis labios de fresa suelen expresar. Abrazar; unir dos almas cálidamente, por cinco segundos, quizás por seis, pero a mi gusto son los once segundos; los párpados se cierran, a veces lágrimas salen, depende de la ocasión; los dientes se asoman, el alma se alegra por un melifluo sentimiento, que nos llena de paz.

Vida todo esto también es.

A esto le llamo vivir, a presenciar con cada uno de mis sentidos, las grandes maravillas que nos rodean, aquellas pequeñeces que suceden inevitablemente, que nos alimentan espiritualmente. Vivimos como si hubiera mañana, en vez de darnos cuenta que la vida es esto que pasa mientras escribo estas palabras, este lapso en el que sonrío, por hacer una de las tantas cosas que me gustan en este mundo, este momentito en el que me lees, y en el que espero que estas líneas te abran los ojos a más detalles, a aprovechar cada segundo, cada persona, cada gesto. Eventualmente la vida misma pasará, y te preguntarás, ¿era esta la vida que quería vivir? ¿Dije lo que debí decir? ¿Hice todo lo que quise hacer? Y como la canción que adjunto aquí podrás decir “YO LO HICE TODO”.

-Queen of the night

Advertisements