Miguel

¿Quién diría que me acostumbraría a vivir con esta melancolía, con este deseo de volver a abrazarte? ¿Quién diría que ya no estarías en la galería todos los domingos para brindarme tu alegría?… Continue reading