Evasión

Por mucho tiempo quise evadir,

cerrar la puerta y huir

de los miedos, de la frustración

de los fallos que captaban mi atención.

No quería enfrentar.

es más fácil ocultar, escapar,

voltear la cara, a la realidad.

Pero ella no se escapa,

por más que intentes te atrapa,

te muestra los matices,

de tus propias raíces.

Te enfrenta, te enseña,

a enfocarte en lo que la vida quiere que aprendas.

Y no, nadie/nada viene de afuera,

el exterior solo te enseña aquello que de por sí ya llevas.

-Reina de la Noche


A veces nos dá por no aceptar la realidad, lo que es, preferimos evadir, bloquear y no permitirnos sentir. Hace un tiempo, cuando me enojaba con personas las bloqueaba de las redes, y pensaba que así me hacía un bien, hasta hace pocos días que entendí que es mejor enfrentar las situaciones y las personas con las que tú mismo te generas dolor, y transformar esos pensamientos y emociones en unos que sí causen armonía y paz. Al bloquear lo que hacemos es suprimir lo que sentimos hacia ellos, y la vida lo que hará es ubicarte en situaciones donde sí puedas enfrentar eso que te causa ruido. Cada vez que le comienzo a temer a algo, solo me pregunto: ¿Qué es lo peor que podría pasar? ¿Y si sucede, qué?.

Recuerda, que lo que resistes, persiste y lo que aceptas se transforma.