Música

La música habla el mismo idioma a todas las almas, en la misma frecuencia. Sabes cuando una melodía entona triste, cuando entona alegre.

La música nos lleva a otros lugares, al futuro, al pasado, también nos conecta con el presente. Es la combinación matemática más dulce, apaciguante, capaz de evocar y relajar todos los sentidos.

La música es un trozo de gloria, una conversación con Dios mismo, una invitación a la relajación, a la plenitud que solo es posible encontrar estando presentes. Es el paraíso pintado con todos los colores del arcoiris, es sublime, es la vía más corta para conocer la beatitud.

-Reina de la Noche

Advertisements