Miguel

¿Quién diría que me acostumbraría a vivir con esta melancolía, con este deseo de volver a 09d049fe6f6243046068a89f2a82cf88abrazarte? ¿Quién diría que ya no estarías en la galería todos los domingos para brindarme tu alegría? ¿Quién diría que fuera tan rápido tu partida, pero tan larga la espera para poder volverte a ver?

Qué dulce recordarte entre risas, mas a esto siempre precede un sentimiento amargo, una puñalada en el corazón; que me destruye, mas recordarte así construye en mi fortaleza para no caer, para continuar.

Tu legado lo llevo conmigo, lo cuido, lo enaltezco. Son personas como tú, que hicieron tanto bien las que merecen ser recordadas. Tanta voluntad, tanto amor y dedicación corren por mi sangre, llevo en alto mi nombre y mi apellido; ambos representativos en lo que a ti concierne.

Donde estés, te extraño con la vida, sé con fe que eres uno de los ángeles que me guía. No hay un solo día que no piense en ti, que no piense en lo mucho que me reí cada uno de esos domingos que contigo compartí. Te extraño tío, te extraño Miguel Ángel, sí, ángel mío.

-Reina de la Noche

Advertisements