No era yo

IMG_5783.jpg

Modelo: Ángela Martínez – Fotografía: Anny Escoto

No era yo, no, no, no era yo. Es que ahora cuando la tierra vuelve a completar su habitual vuelta alrededor del sol, me doy cuenta que en la última, no era yo. No soy quien era en ese entonces… No estoy perdida,  no necesito una luz en mi vida.

La luz soy yo…

Como piedra en el desierto, que moldea el viento; todo sirve para ser más fuerte. Depende de la piedra qué hará con sus golpes y cicatrices; si las elige como fortaleza o debilidad. Si opaca sus sonrisas con todos sus defectos, o si los usa como su mejor amuleto.

Yo, yo, yo, y yo. Empoderada, crecida, y jamás vencida. ¿Y es que hacían falta todas estas cicatrices, para darme cuenta de lo hermoso que es ser como soy? Hacia adelante, el camino es bastante; los recuerdos para sonreír, las lágrimas recuerdan lo feliz que fui, lo feliz que seré, mi orgullo; pero queda más, mucho más por vivir, por sentir.

Son tantas emociones que recorren mi mente mientras recuerdo estos 365 días, pero más me enorgullece poder convertirme en lo que nunca pensé poder ser: una guerrera.

-Reina de la noche

Advertisements